Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ucrania y Hong Kong marcan la agenda informal de la cumbre euroasiática

La crisis ucraniana y las tensiones con Rusia, por un lado, y las protestas prodemocráticas en Hong Kong, por otro, marcarán la agenda informal de la cumbre euroasiática que se celebra en Milán (Italia), con la asistencia confirmada del presidente ruso, Vladimir Putin, pese a las tensiones entre el bloque comunitario y Moscú.

El foro Euro-Asia es una cumbre tradicionalmente centrada en cuestiones económicas y en los esfuerzos por crear nuevos y más fuertes vínculos comerciales entre las dos regiones, aunque también hay espacio para el diálogo político y algunas referencias de la Unión Europea al respeto de los Derechos Humanos.
Pero en esta ocasión, los esfuerzos diplomáticos de los líderes europeos se concentran en afianzar el cumplimiento del protocolo de Minsk que establece las condiciones del alto el fuego pactado entre Ucrania y los separatistas prorrusos, y estabilizar las relaciones con Rusia.
El Gobierno italiano, organizador de la cumbre como presidencia europea de turno, ha invitado al presidente Poroshenko, quien ha confirmado su asistencia y una reunión con Putin. Ambos mandatarios han hablado ya esta semana sobre el proceso de paz y continuarán esta discusión en Milán, en donde se espera que también aborden la disputa del gas, después de que la gasística rusa Gazprom cortara en junio el suministro a Ucrania por impago.
Las delegaciones francesa y alemana han trabajado para repetir una reunión en 'formato Normandía', en referencia al encuentro de junio entre Putin y Poroshenko en Bénouville (Francia), con la participación del presidente francés, François Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel.
Sin embargo, finalmente el encuentro tendrá un formato más amplio e incluirá también al primer ministro italiano, Matteo Renzi; al británico, David Cameron; al presidente del Consejo, Herman Van Rompuy; y al jefe del Ejecutivo comunitario saliente, José Manuel Durao Barroso, según han informado a Europa Press fuentes europeas.
La cita será el viernes a las 8:00 horas de la mañana, tendrá carácter informal y se celebrará fuera de las instalaciones que acogen el foro ASEM, porque Ucrania no forma parte de esta alianza y, por tanto, no puede integrar su programa, explican las mismas fuentes.
En cualquier caso, la cita en Milán servirá como oportunidad para evaluar la evolución de la crisis ucraniana y "decidir sobre los siguientes pasos urgentes" para impulsar el "pleno cumplimiento" del protocolo de Minsk. Y también para apoyar otras medidas para estabilizar la región, incluidas las relaciones comerciales, las conversaciones en materia de energía y la asistencia humanitaria.
Barroso y Van Rompuy sí han confirmado encuentros con los mandatarios de Japón, Shinzo Abe, y con el de China, Li Keqiang, con el que desde Bruselas se asegura que se abordarán cuestiones de Derechos Humanos.
PROTESTAS HONG KONG
Las protestas estudiantiles prodemocráticas en Hong Kong será otro de los temas que prevén tratar los representantes de la UE con Li, aunque no forme parte de los puntos de la agenda oficial. "Habrá un encuentro UE-China, habrá un momento y tiempo para tratar todos los temas de la región", explican fuentes comunitarias al ser preguntados por la situación en Hong Kong.
El foro Europa-Asia, al que también asistirá el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, contará con una primera sesión plenaria dedicada a la cooperación económica y financiera entre las dos regiones y un segundo encuentro para el debate sobre cuestiones como el cambio climático, los Derechos Humanos, la cooperación sociocultural y la prevención de desastres.