Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estados Unidos confirma el intercambio de espías con Rusia

El Gobierno de Estados Unidos confirmó el intercambio de diez personas que espiaron para Rusia por cuatro ciudadanos rusos que cumplían condena por trabajar para los servicios secretos estadounidenses. La confirmación llega poco después de que el avión que transportaba a los diez espías llegara a Moscú procedente de Viena, Austria, donde se ha efectuado su canje.
"El intercambio de estos individuos tuvo lugar en Viena, Austria, y ha sido concluido", añadió.
Estados Unidos arrestó al 27 de junio a las diez personas, que se declararon culpables el jueves de ser "agentes ilegales" de Rusia, como parte del acuerdo con la fiscalía, por el cual han sido expulsados del país.
Estados Unidos los había transportado a Viena, donde abordaron un avión Yak-42 del gobierno ruso, que aterrizó en el aeropuerto Domodédovo de Moscú a las 17.50 hora local (13.50 GMT), según la prensa del país.
Por su parte, Moscú entregó a tres oficiales de sus servicios secretos y a un científico que cumplían condena por espiar para Washington y a los que el presidente ruso, Dmitri Medvédev, indultó el jueves.
Medios de prensa rusos informaron de que el avión que los había recogido en Viena aterrizó hoy en una base aérea británica.
Fuentes diplomáticas rusas afirmaron el jueves que Washington y Moscú habían acordado un canje de espías que en los medios políticos locales ha sido interpretado como una prueba de la mejora de las relaciones entre Rusia y EEUU.
El canje de espías fue acordado en Washington por el subsecretario para Asuntos Políticos del Departamento de Estado y ex embajador de EEUU en Moscú, William Burns, con el embajador ruso, Serguéi Kislyak, dijo un representante de la Cancillería al diario digital Gazeta.ru.
La fuente precisó que en particular se acordó que EEUU entregará a Rusia a Chapman, una rusa de 28 años que lleva el apellido de su ex marido británico, con el que vivió varios años en el Reino Unido, y que es la más conocida de los diez presuntos espías detenidos hace dos semanas por los servicios secretos norteamericanos.
 
Chapman, que dirigía en EEUU una agencia inmobiliaria y de quien se afirma que su padre fue embajador y un alto cargo de los servicios secretos rusos, sería transportada en secreto a Moscú, aseguró el diplomático.Agregó que ninguno de los dos países informará oficialmente del canje, que el ministerio de Exteriores ruso se negó a comentar.
La fuente no explicó por quién sería canjeada la presunta cazadora de secretos, que según diversos medios iba a ser Sutiaguin.Tampoco precisó el total de los espías condenados que se canjearían, como afirmó la víspera Sutiaguin tras ser trasladado de su penal a Moscú y visitado por representantes de los servicios secretos rusos y estadounidenses.
Sutiaguin dijo a sus familiares que los visitantes le mostraron una lista de once presuntos espías que serían entregados, entre ellos él mismo y el ex coronel de los servicios secretos rusos Serguéi Skripal, condenado en 2006 a 13 años de prisión por espiar para el Reino Unido.
Según el diario "Kommersant", que cita a fuentes de los servicios secretos, entre los otros espías que Rusia entregaría a EEUU están Alexandr Zaporozhski, ex agente del servicio de espionaje exterior ruso condenado en 2003 a 18 años de prisión, y Alexandr Sypachov, agente de la CIA estadounidense encarcelado en 2002 por ocho años.
La inclusión de Sutiaguin en el supuesto canje parece extraña, pues siempre había negado los cargos y no quería abandonar Rusia. Según su abogada, el científico podría haber sido elegido por EEUU debido a que tras el proceso en su contra, plagado de irregularidades, Amnistía Internacional lo declaró "preso político", y su nombre se mencionó en más de una cumbre ruso-norteamericana.
Stavítskaya reveló que el científico, como condición para poder acogerse al canje y proteger a su familia en Rusia, finalmente tuvo que firmar estos días un documento por el que se reconocía culpable, aunque insistió que nunca había sido espía.

El avión, procedente de Austria, aterriza en Moscú, donde llegan diez espías rusos deportados desde EEUU. Foto: EFE
Canje acordado en Washington
Sutiaguin, en el cambio
Mientras, la prensa destaca que tanto Moscú como Washington desean cerrar el embarazoso caso de espionaje, que ensombrece la nueva etapa de sus relaciones bilaterales y podría torpedear la ratificación en EEUU del nuevo tratado de desarme nuclear.