Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estados Unidos reclama más reformas a Bahréin cinco años después de la revolución

El Gobierno de Estados Unidos ha criticado este miércoles los "límites" que las autoridades bahreiníes siguen imponiendo sobre las libertades de expresión y manifestación cinco años después de que la mayoría chií saliese a las calles para reclamar reformas democráticas.
Días después de la detención de cuatro periodistas estadounidenses, el Gobierno de Barack Obama ha recordado los desafíos que siguen pendientes en un país al que Estados Unidos sigue considerando un "importante aliado" en la región. No en vano, alberga la Quinta Flota naval.
El portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Mark Toner, ha destacado en un comunicado que Bahréin ha realizado "progresos en algunas áreas" durante el tiempo transcurrido desde que la ciudadanía reclamó en la calle "un mayor respeto de los derechos universales y las libertades fundamentales".
"Seguiremos trasladando a Bahréin nuestras preocupaciones por los límites a la manifestación pacífica y al activismo político, así como por la criminalización de la libertad de expresión", ha añadido Toner, que ha reclamado la liberación de dirigentes opositores como Ibrahim Sharif y Sheij Ali Salman.
Washington ha instado al Gobierno y a la oposición que "trabajen juntos para implantar reformas que cumplan con los estándares internacionales", en aras de un "cambio pacífico" que debería "responder a las aspiraciones de todos los bahreiníes" y, en consecuencia, fomentar la "estabilidad" y la "seguridad" del archipiélago.