Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los países de la Unión por el Mediterráneo intensificarán cooperación para atajar el desempleo en la región

Los países de la Unión por el Mediterráneo se han comprometido a intensificar su cooperación para atajar el problema del desempleo en la región, especialmente de los jóvenes y las mujeres en la tercera conferencia ministerial sobre Empleo y Trabajo celebrada los últimos dos días en Jordania.
Los países han reconocido "la necesidad urgente de abordar mejor los desafíos acuciantes en la región, especialmente en los países del Mediterráneo sur" y se han comprometido a "dar un nuevo impulso" a su cooperación para promover el empleo y atajar el paro estructural, especialmente entre los jóvenes y las mujeres, según la declaración conjunta adoptada.
"La llegada de un gran número de inmigrantes y refugiados pone presión en los mercados laborales locales, refuerza la economía informal y representa una carga pesada para los países de acogida", han reconocido en el texto adoptado, en el que piden a la UE que mantenga su apoyo financiero para los países que acogen a "un creciente número de inmigrantes económicos para ayudarles a garantizar el funcionamiento correcto de sus mercados laborales domésticos, a la vez que ofrecen a los inmigrantes con la protección adecuada".
"La empleabilidad de los jóvenes debe ser el centro de nuestras iniciativas de cooperación regional para conseguir que sean agentes activos del futuro socioeconómico de la región", ha resumido el secretario general de la Unión por el Mediterráneo, Fathallah Sijilmassi, que ha justificado ampliar la cooperación para "reforzar el capital humano" porque es "clave" para lograr la estabilidad y seguridad de la región.
La comisaria de Empleo, Marianne Thyssen, ha abundado que no se puede permitir que "en algunos países de la costa mediterránea, casi la mitad de los jóvenes está fuera del mercado laboral". "Ha llegado el momento de dar un nuevo impulso a la cooperación de la UpM. Necesitamos mercados de trabajo integradores que garanticen la igualdad de oportunidades para todos: mujeres y hombres, jóvenes y mayores, titulados universitarios y jóvenes que hayan abandonado los estudios", ha incidido.
El ministro de Educación jordano, Ali al Ghezawi, también ha alertado que "todos los países del sur se enfrentan a un elevado índice de desempleo, principalmente entre las mujeres y los jóvenes" y se necesitan "ideas innovadoras" para promover el crecimiento, "el factor más eficaz para crear empleo y mitigar el impacto del desempleo".
Los países han incidido en la importancia del sector privado para la creación de empleo y facilitar especialmente la financiación de las pequeñas y microempresas y promover una cultura de empresariado, así como mejorar la empleabilidad, invirtiendo en educación y la Formación Profesional, además de promover reformas laborales orientadas al mercado.
También han reclamado incorporar los objetivos de empleo y trabajo decente" en "todas" las políticas e iniciativas de cooperación en el marco de la Unión por el Mediterráneo, al tiempo que han incidido en la importancia de promover el diálogo social.