Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Universidad papú consigue una orden para detener las protestas después de que la Policía abriera fuego

La Universidad de Papúa Nueva Guinea ha obtenido una orden judicial para evitar que haya más manifestaciones después de que la Policía papú abriera fuego contra los manifestantes que se concentraban en el marco de una serie de protestas contra la gestión del Gobierno.
La Policía, que abrió fuego contra los estudiantes cuando estos se opusieron a la detención del presidente del consejo estudiantil, hirió al menos a 17 personas, entre ellas una que recibió un disparo en la cabeza.
Si bien en un inicio se hablaba de cuatro muertos, el Gobierno desmintió esta información, en contra de la versión ofrecida por un miembro de la oposición.
Tal y como recoge la cadena australiana ABC News, se han registrado enfrentamientos en otras partes del país y un camión y un edificio de la universidad habrían sido incendiados. Además de esta orden de la Universidad, la Policía ha desplegado efectivos adicionales para poder enfrentarse a los brotes de violencia vinculados a estos hechos.
La manifestación, que forma parte de una oleada de protestas contra la gestión económica del primer ministro y la corrupción, pretendía recorrer la distancia entre la Universidad de Puerto Moresby, la capital del país, y el Parlamento. Según varios asistentes, la Policía comenzó a disparar cuando trataron de evitar que se llevaran detenido al presidente del sindicato de estudiantes.
Por su parte, asesores del Gobierno sostienen que no está claro aún si la Policía lanzó disparos de advertencia o disparó directamente contra la multitud. El ministro de Educación, Malakai Tabar, ha dado la bienvenida a esta orden judicial.