Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Uribe agradece a las autoridades mexicanas la expulsión del jefe de las FARC

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, agradeció hoy a las autoridades mexicanas la expulsión del presunto rebelde miembro de la comisión internacional de las FARC, Miguel Ángel Beltrán, alias "Jaime Cienfuegos".
"Hago llegar nuestra más sentida voz de gratitud al presidente (Felipe) Calderón porque en México se acaba de capturar a uno de los terroristas más peligrosos de la organización narcoterrorista Farc", dijo Uribe en Leticia, ciudad en la frontera amazónica con Brasil y Perú.
Uribe, asimismo, formuló un llamado "a todos los países del mundo" para que "nos ayuden a capturar estos terroristas allí donde estén".
Y subrayó que hacía llegar su "gratitud al pueblo, al Gobierno, al Presidente de México".
La detención de "Cienfuegos" fue posible por información obtenida en los computadores de alias "Raúl Reyes", el "número dos" de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), abatido en un bombardeo de tropas colombianas en Ecuador en marzo de 2008.
Según Uribe, "este ciudadano, convertido en terrorista, era profesor de sociología y en lugar de estar en la discusión ideológica estaba en el asesinato y en el secuestro".
Añadió que era "uno de los más cercanos asesores de 'Raúl Reyes', hacía parte de esa delegación internacional del terrorismo para defender lo indefensible, para defender al grupo narcoterrorista de las FARC en otros países".
El director de la policía colombiana, general Óscar Naranjo, por su parte, señaló en una conferencia de prensa el viernes, que el Gobierno mexicano ordenó la inmediata expulsión del jefe guerrillero.
El presidente Uribe anunció también que mañana encabezará un consejo de seguridad en Arauca, este colombiano, en el que revelará "cómo se enfrenta la nueva estrategia cobarde" de las FARC y del ELN (Ejército de Liberación Nacional), "que durante tantos años han maltratado" al país.
Mientras, "Cienfuegos", que llegó a Bogotá desde México hacia la medianoche del viernes, no aceptó este sábado los cargos en su contra formulados por una autoridad judicial.
Las autoridades colombianas acusan al deportado por los delitos de "financiación del terrorismo, concierto para delinquir, rebelión e instigación a delinquir".