Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Usar los pantalones caídos no es delito

Un fiscal británico pidió prohibir a un adolescente con antecedentes penales, usar los pantalones caídos y una sudadera con capucha, al considerar que eran parte de un comportamiento intimidatorio. El juez, sin embargo, rechazó la petición y le dio la razón a Drummond Ellis, de 18 años, pues la medida podría violar los derechos humanos del joven, según publica el . 'Daily Mail'
Drummond, un delincuente juvenil, ya ha sido condenado por robo, asalto y tráfico de drogas. Sin embargo, el juez de Nicholas Leigh-Smith, del tribunal de Bedford, no ha apoyado la petición del fiscal de incluir la penalización por el atuendo por considerar que eran contrarias a las leyes británicas sobre libertades individuales.
La Fiscalía había solicitado una orden de comportamiento anti-social que le impida vestir "con pantalones por debajo de la cintura que deje ver su ropa interior".
Drummond ha sido finalmente condenado por su comportamiento antisocial a cumplir una pena denominada ASBO, en inglés). Esta conlleva no mostrar comportamientos amenazantes, no mendigar por las calles y no entrar en la Universidad de Bedford durante los próximos cuatro años.
La petición del fiscal no es tan descabellada. En EEUU, por ejemplo, varias ciudades prohíben el uso de los pantalones caídos, una moda que impusieron los cantantes de rap y luego los de hip hop.
En el estado de Luisiana, en Delcambre, Mansfield y Coupee existen ordenanzas que vetan llevar los pantalones de esa manera con multas de hasta 500 dólares en algunos casos. 
Las autoridades que han defendido la medida, explican que lo hacen en nombre de la educación y las buenas costumbres.