Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La playa de Usuiso, en Fukushima, vuelve a permitir el baño tras siete años cerrada por el accidente nuclear

La playa de Usuiso, ubicada en la localidad de Fukushima, ha acogido a sus primeros bañistas después de siete años de prohibición debido al peligro de radiación nuclear, tal y como ha publicado el medio japonés 'Asahi Shimbun'.
Todos los años se celebran en Japón ceremonias para dar la bienvenida a los turistas al inicio de la temporada de baño. Hoy, por primera vez desde el año 2011, en Usuiso también ha tenido lugar ese rito de celebración.
Antes de que se produjese la triple fusión del reactor 1 de la central nuclear de Fukushima, la playa de Usuiso estaba entre las cien mejores de Japón, y era el principal atractivo turístico de la región.
El terremoto y el tsunami que provocaron la reacción nuclear en 2011 acabó con la vida de más de 129 personas y devastó una gran extensión de terreno.
Desde entonces se ha construido un dique costero de protección y se han establecido rutas de evacuación desde la playa en caso de futuros desastres. Además, los residentes han recibido garantías de que la radiación está en niveles anteriores al accidente.