Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vázquez y Lacalle Pou prometen gobernar para todos los uruguayos en el cierre de campaña

Los tres principales partidos han cerrado su campaña electoral de cara a los comicios de este domingo en Uruguay con actos multitudinarios en los que sus candidatos a la Presidencia del país han quemado sus últimos cartuchos para convencer a los votantes de que su propuesta es la mejor.
Al acto organizado por el gobernante Frente Amplio en Montevideo han asistido unas 300.000 personas, según el partido. El encargado de abrirlo ha sido el candidato a la Vicepresidencia, Raúl Sendic, ha defendido que tras dos gobierno seguidos del partido "este es el mejor momento del país" y por tanto no se puede "volver atrás". "Si todos hacemos nuestra tarea y convencemos, el domingo nos vamos a encontrar en un enorme abrazo de victoria", ha afirmado.
También se ha mostrado convencido de la victoria el candidato a la Presidencia, Tabaré Vázquez, pese a que los sondeos vaticinan una segunda vuelta en estos comicios. El Frente Amplio, ha asegurado a sus partidarios, ganará "pese a quien le pese y guste a quien le guste".
No obstante, en un gesto conciliador, ha prometido que "el presidente, que será de esta fuerza política, será presidente de todos los uruguayos, de los que nos voten y de los que no nos voten".
"Quizás algunos piensen que así fue siempre Uruguay, pero no. Hicimos lo que teníamos que hacer, cumplimos los compromisos que asumimos. Ahora queremos un voto de confianza", ha reclamado.
Vázquez, que ya gobernó Uruguay entre 2005 y 2010, ha reconocido la necesidad de mejoras en materia de educación y sanidad y, en materia de Derechos Humanos, ha defendido que "hay que luchar hasta que aparezca el último de los desaparecidos".
PARTIDO NACIONAL
El Partido Nacional ha celebrado su cierre de campaña en Las Piedras, en el departamento de Canelones, ante entre 3.000 y 4.000 personas. Su candidato, Luis Lacalle Pou ha asegurado que "a partir del 26 ya no seré candidato exclusivamente del Partido Nacional".
"El domingo vamos a tener que acostumbrarnos nuevamente a que la ciudadanía no le va a dar mayoría a un solo color y nos va a obligar a los políticos a conversar", ha vaticinado, ante los sondeos que apuntan a un Parlamento dividido entre el Frente Amplio, actualmente en el Gobierno, y la oposición conformada por el Partido Nacional y el Partido Colorado.
"A partir del 26 caminaremos hacia el diferente, buscaremos las coincidencias", ha prometido, asegurando que cuando sea presidente procurará que "el acuerdo sea la norma y el conflicto la excepción".
Lacalle Pou ha aprovechado para lanzar sus últimos dardos a Vázquez. "El candidato del continuismo propone subir la edad jubilatoria. Nosotros estamos en contra", ha incidido, si bien ha asegurado que "reconocemos todo lo bueno que se hizo" en los últimos años.
Asimismo, el candidato 'blanco', de 41 años, ha reconocido que siente "el peso de los jóvenes que confían en él", pero ha asegurado "estar sereno" ante la cita electoral. "La herramienta política es la mejor de todas para cambiar la sociedad (...) No se cansen de ser buenos", ha concluido.
PARTIDO COLORADO
Por último, el Partido Colorado también ha elegido la capital para su cierre de campaña. Su candidato, Pedro Bordaderry, al que los sondeos sitúan en un alejado tercer puesto, ha incidido en que los uruguayos tomarán este domingo una decisión "de las más trascendentes de los últimos 25 años".
Será una decisión, ha añadido, "para cinco, diez, quince años". "Decidimos volver a vivir en paz o este camino de inseguridad. Cambiar la educación o mantener las desigualdades", ha subrayado.
El candidato colorado, que ha estado arropado entre otros por el expresidente Julio María Sanguinetti, ha abordado el problema de la educación, muy presente durante la campaña, y ha denunciado que desde 2006 "se abandonaron" los logros obtenidos hasta esa fecha. Por ello, ha asegurado que seguirá "apostando a la educación". "Nunca vamos a renunciar a una educación que vuelva a dar oportunidades", ha manifestado.