Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Veintiocho piden Bruselas a que presente medidas adicionales en julio para apoyar a los sectores agrícolas

Los Veintiocho han reclamado este lunes a la Comisión Europea que presente en junio medidas adicionales para hacer frente a la crisis de los mercados agrícolas, especialmente el lácteo, el porcino, y las frutas y hortalizas, al considerar que la situación "sigue siendo preocupante" y que las acciones acordadas en septiembre del año pasado y en marzo de este año no han sido suficientes.
"Estamos de acuerdo en que la situación requiere medidas adicionales. La situación del mercado no ha mejorar desde el paquete de septiembre y las medidas de marzo. A pesar de estas medidas, la crisis en los sectores lácteo y porcino continúa debido a los desequilibrios entre la oferta y la demanda", ha expresado en rueda de prensa el ministro de Agricultura de Países Bajos y presidente de turno de la UE, Martijn Van Dam.
Tras el Consejo de Agricultura y Pesca de la UE, el holandés ha apuntado que la evolución en los sectores lácteo, porcino y hortofrutícola "sigue siendo preocupante" y ha subrayado que los socios comunitarios han mostrado su decepción por el hecho de que el Ejecutivo comunitario no haya presentado este lunes un paquete adicional de medidas financieras, tal y como acordaron en el último encuentro.
"Por ello, el Consejo cree que es necesario acordar cuanto antes un paquete financiero adicional y urge a la Comisión a presentar este paquete en julio. El comisario (Phil) Hogan ha dicho que estará sobre la mesa", ha señalado Van Dam, en referencia a la reunión de ministros del ramo que tiene lugar el próximo 18 de julio.
En concreto, el ministro de Países Bajos ha defendido que las propuesta de Bruselas debe incluir medidas para "estabilizar o reducir estructuralmente" la producción en el sector lácteo, apoyo financiero para reestructurar los sectores lácteo y porcino, reducir la oferta "dando flexibilidad a los Estados miembros para ayudas directas a cualquiera de los sectores y tener en cuenta las condiciones específicas en los socios comunitarios.
Además, ha reclamado a la Comisión que introduzca medidas adicionales para apoyar la demanda de frutas y hortalizas, así como revisar la posibilidad de incrementar hasta los 30.000 euros el techo de las llamadas 'ayudas de minimis'.
Por último, Van Dam ha propuesto al Ejecutivo comunitario que para financiar estas acciones se exploren en primer lugar las posibilidades que ofrece el presupuesto existente, pero que si fuera necesario se haga uso del fondo de reserva de crisis.