Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Venezuela y sus aliados, Nicaragua, Cuba y Bolivia, pactan un fondo contra la carestía

Los gobiernos de Venezuela, Cuba, Bolivia y Nicaragua han acordado en una cumbre en Caracas la creación de un fondo de 100 millones de dólares para combatir el impacto de la subida de precios de los alimentos en las regiones más pobres.
El Banco Mundial animaba alianzas de los países para superar la carestía de los alimentos y Venezuela y sus aliados en Latinoamérica han puesto manos a la obra. Los presidentes de Venezuela, Nicaragua y Bolivia y el vicepresidente de Cuba han acordado promover programas de apoyo a la agricultura.
Los precios del pan, el arroz, la leche y otros productos básicos se han disparado en los últimos meses, debido al auge de los biocombustibles, al precio de los carburantes y a la mayor demanda alimentaria de India y China.
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez,  ha aprovechado para apuntalar su mensaje anticapitalista: "es la mayor demostración del desastre histórico del modelo capitalista".  Chávez ha abogado por crear una red de distribución propia "de ese modo no caeremos en manos de intermediarios y especuladores que se quedan con  millones por la recepción de los alimentos".
Su homólogo nicaragüense, Daniel Ortega, ha calificado el pacto de "crucial para el futuro de nuestra gente sobre todo de las regiones más pobres".
Apenas se han apuntado detalles de cómo comenzará a funcionar este programa.  LA