Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Venezuela acusa a Almagro de "abusar de su rol" en el marco de la crisis en el país

El embajador de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Bernardo Álvarez, ha afirmado este jueves que el secretario general del organismo, Luis Almagro, "ha abusado de su rol" en el marco de la crisis en Venezuela.
"Desde el principio, Almagro ha abusado de su rol, ha abusado de la exposición mediática, ha intervenido en los asuntos internos de Venezuela de forma absolutamente pública sin ningún tipo de autorización por parte de Venezuela", ha dicho.
En una entrevista concedida a la cadena de televisión estadounidense CNN, Álvarez ha recalcado que Almagro "se ha colocado fuera de cualquier rol, ya que él tiene una función diplomática (...), está para promover diálogo (...) no para asumir la agenda política de un sector de un país".
Así, ha argumentado que el informe que presentará la semana que viene sobre la situación en el país "es una acción independiente de él", recordando que "no fue comisionada ni por Venezuela, ni por ningún otro de los estados miembro, ni por el consejo permanente".
"Los informes son mecanismos que existen en la OEA para hacer algún tipo de gestión política o diplomática, pero tienen que ser acordados por el Consejo Permanente, que es el cuerpo decisor de la OEA", ha resaltado.
"Ha habido una conducta un poco irresponsable, porque se habla de invocar la carta (democrática) un poco a la ligera. Ha sido casi como una telenovela por entregas", ha dicho.
En este sentido, Álvarez ha indicado que "la invocación de la carta democrática está bien establecida en la propia carta, y se hace o porque un estado lo solicite, o porque otro estado, con el consentimiento del estado involucrado, lo apruebe, o porque haya una situación excepcional en la que no haya gobierno en un país".
Además, se ha referido al cruce de declaraciones entre Almagro y el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y la carta que el secretario general de la OEA envió a este último, en la que criticó duramente al mandatario.
"Lo que hizo con el presidente Maduro es sólo el clímax de una situación que venía desarrollándose. Independientemente de las circunstancias, Maduro es un jefe de Estado", ha lamentado.
Álvarez ha manifestado que los países del ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América) circularán un comunicado "en el que rechazan no solamente las declaraciones de Almagro, sino su conducta en el caso de Venezuela".
"Finalmente, toda esta conducta ha separado más a la OEA de Venezuela, en lugar de acercar", ha dicho, insistiendo en las labores de mediación de los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero (España), Martín Torrijos (Panamá) y Lionel Fernández (República Dominicana).
"Ese es el apoyo fundamental, y no generar una situación de crisis, una situación que desvía de lo que verdaderamente tiene que ser el objetivo, que es acercar las posiciones con una propuesta que Venezuela ha planteado con UNASUR y que está caminando", ha valorado.
ACUSA A ALMAGRO DE "METERSE EN LOS ASUNTOS INTERNOS" DE VENEZUELA
Por ello, ha vuelto a cargar contra Almagro, sosteniendo que fue él quien comenzó la "diatriba" con Maduro y otros altos cargos de Venezuela "al meterse en los asuntos internos del país, pasando por encima de cualquier rol que un funcionario diplomático debe tener".
"Criticó el proceso electoral, dijo que en Venezuela no hay elecciones libres, dijo que algunas situaciones de violencia fueron crímenes políticos, cuando era mentira", ha recordado.
"Últimamente ha hablado de un referéndum, diciendo que Venezuela tiene que celebrarlo este año. ¿Quién es él para decir eso? Si él se involucró en los asuntos políticos de Venezuela tiene que entender que los actores políticos le van a responder con fuerza", ha explicado.
Álvarez ha manifestado que "este es el final trágico de una situación que él mismo labró cuando, en lugar de buscar un rol tranquilo, que tiene que partir porque el Estado quiera (...), se fue, en una situación muy personal de él". "Ahora casi todos reconocen que se ha convertido en una cosa personal de él", ha remachado.
Por último, ha recalcado que "hay que restablecer la legalidad y la institucionalidad de la OEA, que no es otra cosa que hacer cumplir la carta de la OEA y la propia carta democrática".