Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Venezuela retira a su embajador de Brasil en protesta por el "golpe de Estado"

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha denunciado el "golpe parlamentario" contra la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, y pidió a su embajador, Alberto Castelar, que regresara a Caracas en una llamada a consultas "para revisar los asuntos correspondientes a esta medida".
"Le pedí al embajador nuestro en Brasil, Alberto Castelar que se viniera hasta Caracas, estuvimos evaluando esta dolorosa página de la historia, con una jugada totalmente injusta contra una mujer que es la primera presidenta que ha tenido el Brasil, una gran patriota, que supo enfrentar la dictadura, la cárcel", ha afirmado Maduro durante el Consejo de ministros, según recoge la cadena TeleSur.
"Por eso he hecho un llamado para que América levante su voz en grande, para que el Caribe levante su voz en grande, para que el mundo comprenda lo que se está haciendo, todo lo que es contra Brasil es contra América Latina, se quiere detener el empuje de un Brasil", ha añadido.
Asimismo, Maduro ha advertido de que la derecha internacional tiene como objetivo desintegrar los logros de los gobiernos progresistas en América Latina. "Puede que el virus del golpismo tome otra vez América Latina. Con este virus puede que vengan otra vez las grandes convulsiones sociales y la lucha armada de la juventud y el pueblo en resistencia. No podemos retrogradar en la historia", ha apuntado.
EL SALVADOR
El presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, ha anunciado también este sábado que la embajadora en Brasil, Diana Vanega, volverá al país centroamericano porque el Gobierno ha decidido no reconocer al nuevo gobierno interino brasileño liderado por Michel Temer.
"El gobierno interino de Brasil ya comenzó a hacer movimientos. Eso quiere decir que ya la condenaron (a Rousseff)... Es una presidenta electa por el pueblo. Es una manipulación política", ha afirmado Sánchez Cerén, según recoge el diario 'La Prensa Gráfica' en su edición digital.
El presidente salvadoreño ha argumentado que el suyo es un Gobierno "que respeta la democracia y la voluntad popular" y ha comparado el juicio contra Rousseff con los golpes de Estado perpetrados por militares del siglo pasado. "Nos enfrentamos a otras modalidades en esta época (...) ese golpe lo dio el senado", ha señalado.