Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Venezuela sanciona a 33 empresas por eludir la inspección sobre el uso de divisas

El Centro Nacional de Comercio Exterior de Venezuela (Cencoex) ha sancionado a 33 empresas por no presentarse a la convocatoria realizada el pasado 20 de julio "para verificar el correcto uso de las divisas autorizadas por el Estado para importaciones".
El Cencoex ha publicado en su página web una lista con las 33 empresas a las que ha revocado el Registro de Usuarios del Sistema de Administración de Divisas (Rusad), por lo que no podrán hacer nuevas solicitudes de moneda extranjera ni participar en el Sistema Cambiario Alternativo de Divisas (Sicad 2).
"Las empresas también se exponen a sanciones penales, pues sus expedientes serán remitidos al Ministerio Público ante la presunción de un ilícito cambiario", ha informado la Agencia Venezolana de Noticias (AVN).
La Ley del Régimen Cambiario y sus Ilícitos establece penas de tres a siete años de prisión por delitos como "adquisición de divisas mediante engaño o violando normas y su utilización en fines diferentes a los que motivaron su solicitud".
El pasado 20 de julio el Cencoex puso en marcha un dispositivo especial, que estará vigente hasta el 30 de octubre, para verificar el uso correcto de las divisas autorizadas a 1.059 empresas. En total, han sido convocadas 150 personas jurídicas, de las cuales solo se han ausentado estas 33.
La fiscal general, Luisa Ortega Díaz, informó la semana pasada de que 116 empresas están siendo investigadas por la supuesta comisión de delitos relacionados con el "uso irregular de recursos en moneda extranjera".
El presidente, Nicolás Maduro, creó a finales del año pasado una comisión especial para determinar el uso dado a las divisas concedidas por el Estado entre 2011 y 2013. A ello se suma el control cambiario que impera en Venezuela desde febrero "para proteger las reservas internacionales y garantizar el buen uso de las divisas".