Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Venezuela suspende el suministro de gas a Colombia para atender las necesidades propias

Las autoridades venezolanas han anunciado una suspensión temperal del suministro de gas a Colombia para "proteger el suministro eléctrico al pueblo venezolano". Esta medida sería necesaria por la sequía ocasionada por el fenómeno climático 'El Niño'.
Así, mientras se mantenga la actual situación, Petróleos de Venezuela (PDVSA) aportará gas al Sistema Eléctrico Nacional (SEN) para maximizar la generación termoeléctrica, informa la agencia de noticias estatal, AVN.
Una vez que los embalses de las hidroeléctricas del país estén en niveles óptimos y garanticen la operatividad del SEN, la estatal petrolera, a través de su filial PDVSA Gas, estará preparada para comenzar el envío de 39 millones de pies cúbicos diarios (MMPCD) de gas al país vecino.
La suspensión temporal del suministro a Colombia está contemplada en el contrato para casos de fuerza mayor, "incluso la estatal colombiana Ecopetrol la ejecutó en abril de 2014, cuando paralizó el envío de gas a Venezuela como una medida de prevención ante los esperados efectos del fenómeno del Niño en territorio colombiano", ha destacado PDVSA a través de una nota de prensa.
El pasado mes de julio PDVSA no renovó el contrato de suministro de gas de Colombia a Venezuela, que concluyó el 30 de junio de 2015. Entonces PDVSA denunció irregularidades que obligaron a realizar operaciones especiales de suministro a la región occidental del país.
El convenio binacional incluye la construcción, por parte de Pdvsa, del gasoducto Antonio Ricaurte. Colombia se comprometió a suministrar gas a Venezuela en una primera fase. Venezuela suministraría el hidrocarburo al país vecino a partir del 1 de enero de 2016, con envíos iniciales de 39 MMPCD que luego deben incrementarse hasta llegar a 150 MMPCD.