Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El turismo espacial se oferta en Barcelona

Viajar al espacio sin ser un astronauta parece un sueño pero Eduardo es uno de los afortunados que lo hará realidad. Una nave lo llevará fuera de la atmósfera terreste. El viaje cuesta 73.000 euros aunque Eduardo lo hará gratis. Participó en un concurso y ha sido el único afortunado de todo el mundo. Para formar parte de esta aventura el único requisito es estar en buena forma física. Ya se han apuntaado 200 personas, entre ellas cuatro españoles. A finales de año la empresa española hará dos viajes, uno durará una hora, el otro, dos horas. Prometen sensaciones inolvidables aunque algunos prefieran quedarse en tierra. Los valientes... ánimo y a ahorrar.