Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Viajes de ida y vuelta: Regresos del coma

El polaco Jan Grzebski entró en coma en la Polonia comunista y descubrió un mundo nuevo al despertar. Foto: EFEtelecinco.es
Hay otras ocasiones en las que, sin embargo, el diagnóstico coincide con la realidad y el estado de coma llega incluso a cambiar el paisaje político del país en el que se vive. Recordando la película "Good Bye Lenin", en junio de 2007, un antiguo trabajador del ferrocarril polaco despertó tras 19 años de estado comatoso en un país totalmente nuevo: una Polonia capitalista, repleta de tiendas y artilugios tecnológicos: "Cuando caí en coma sólo había té y vinagre en las tiendas, la carne era racionada y por todas partes había largas filas para obtener combustible", afirmaba Jan Grzebski al describir sus memorias del sistema económico al que jamás regresaría. 
Guiones de cine
Despertares que acaban por superar los guiones cinematográficos más imaginativos. Pero no hay que olvidar a los clásicos. A principios de este año, la británica Emma Ray se encontraba en en el mencionado estado tras un dificilísimo parto por cesárea, del que había sobrevivido su hijo. Pero la mayor sorpresa se produjo cuando Emma despertó tras un beso de su marido. ¿Causalidad o coincidencia? Por lo pronto, se ha quedado con el feliz nombre de la "Bella Durmiente de Shropshire".
No desesperar
En definitiva, no hay que perder la esperanza. En mayo de 2009, una niña británica de tres años, Layla Towsey, sorprendía a los médicos al salir del coma en el que estaba sumida desde hacía cinco días cantando el "Mamma Mia!" de Abba, su melodía preferida. Un final curioso, pero inmensamente feliz para sus padres, que no olvidarán al legandario cuarteto sueco.
Otras sorpresas
Una alegría que se produce con sorprendente frecuencia: este mismo año, un recién nacido dado por muerto en Paraguay "resucitó" milagrosamente en medio de su velatorio. Sus padres no se lo podían creer y, después de la alegría, reaccionaron con indignación: "Descubrí que mi hijo estaba vivo cuando lo llevaron a mi casa para velarle. Abro la caja y me percato de que es varón y respiraba". El padre del bebé sostuvo que recurriría a la justicia para que "esto no quede impune". La medicina es toda una autoridad, pero en algunas ocasiones, afortunadamente, se producen sorpresas.