Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Apretón de manos entre Putin y Poroshenko durante la cumbre en Minsk

Simbólico apretón de manos entre el presidente ruso Vladimir Putin, y el presidente de Ucrania, Poroshenko. Así daba comienzo una cumbre en Minsk, la capital Bielorrusa, con el foco puesto en el conflicto armado en las regiones del Este de Ucrania. Nada más llegar a Minsk, Poroshenko se reunió con la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton. Vladímir Putin ha asegurado que el conflicto en el este de Ucrania no se puede resolver por la fuerza. Y, poco antes, Poroshenko manifestaba su confianza en que la reunión traiga la paz a Ucrania. Un acuerdo sería, según dice, un acontecimiento histórico. Poroshenko y Putin se han sentado en la misma mesa sólo en una ocasión, a principios de junio durante los festejos del 70 aniversario del desembarco de Normandía.