Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Washington y Pekín negocian el despliegue de un sistema antimisiles en Corea del Sur

Estados Unidos y China han iniciado contactos para negociar el posible despliegue del sistema antimisiles de Defensa Terminal para Zonas de Alta Altitud (THAAD) en Corea del Sur, según ha revelado este lunes una fuente diplomática en declaraciones a la agencia de noticias surcoreana Yonhap.
Estos contactos pretenden trasladar a China el argumento estadounidense de que con el despliegue de este sistema no se pretende hacer peligrar la seguridad de China, ha señalado la fuente en declaraciones bajo condición de anonimato.
Para ello, Estados Unidos se centra en detalles técnicos para demostrar que China no es el objetivo, aunque China no parece haber dado credibilidad a esta postura, ha indicado la fuente. "Los chinos se oponen al THAAD con información incorrecta y estos contactos pretenden cambiar la opinión de China al respecto", ha explicado.
Hasta el pasado 6 de febrero, Corea del Sur había rechazado el despliegue en su territorio del sistema THAAD, pero el lanzamiento de un misil balístico norcoreano ese día hizo cambiar de opinión a las autoridades de Seúl. Sin embargo, China considera que el THAAD podría ser una medida contra misiles chinos, lo que restaría capacidad de disuasión a Pekín.
Este mismo lunes, un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Hong Lei, ha expresado la "grave preocupación" de China por el posible emplazamiento del sistema THAAD en Corea del Sur. "La zona de acción de este sistema supera significativamente las necesidades defensivas de la península", ha argumentado, según medios oficiales.