Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Xi destaca que China y Vietnam comparten "un destino común"

El presidente de China, Xi Jinping, ha destacado este lunes que el gigante asiático y Vietnam comparten un "destino común", en medio de los intentos de ambos países de mejorar sus relaciones pese a las disputas territoriales en el Mar de China Meridional.
Xi, que se ha reunido durante la jornada con el enviado especial del Partido Comunista de Vietnam (PCV), Hoang Bing Quan, ha manifestado que "la mejora de los lazos bilaterales se ajusta a los intereses fundamentales de los dos países y sus pueblos".
Por ello, ha hecho un llamamiento a respetar las líneas pactadas para lograr una estabilidad a largo plazo, apuntando que la cooperación y el espíritu de buena vecindad son fundamentales a tal fin, según ha informado la agencia china de noticias Xinhua.
Por su parte, Quan ha apostado por mejorar las relaciones entre el PCV y el Partido Comunista Chino (PCCh) y entre ambos países, explicando que "desarrollar una alianza estable y cooperativa es una responsabilidad histórica y una exigencia realista".
Las tensiones bilaterales se incrementaron en febrero, después de que Estados Unidos y Taiwán denunciaran que China había desplegado misiles tierra-aire en una isla en disputa en el Mar de China Meridional, lo que Vietnam describió como una violación de su soberanía.
China reclama la soberanía de la mayor parte del Mar de China Meridional y ha aumentado significativamente la extensión de un grupo de islotes que solo afloran con baja mar con la intención de apoderarse de las aguas que los rodean y los recursos naturales que albergan.
Otros países como Vietnam, Malasia, Brunei, Filipinas y Taiwán también reclaman la soberanía del mar. Estados Unidos no reclama el territorio pero sí ha mostrado su preocupación por cómo puede afectar esta disputa al comercio global.