Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Yemen registra la cifra más alta de enfermos de cólera en un país durante un solo año

Más de 360.000 casos confirmados y más de 2.000 yemeníes muertos
Solamente en tres meses, en Yemen se han contabilizado más de 360.000 casos de cólera, la cifra más alta registrada en un país en el transcurso de un año, y corre el riesgo de aumentar si no se abren rutas que permitan el acceso de ayuda humanitaria a una nación devastada por dos años de guerra civil, según ha advertido este viernes Oxfam Intermón.
Cerca de 2.000 yemeníes han muerto a causa del cólera, una enfermedad que se transmite a través del agua y de alimentos en malas condiciones. Pese al descenso aparente de los contagios en las últimas semanas, la época de lluvias puede propiciar un aumento de las infecciones, que podrían superar los 600.000 casos, ha advertido Oxfam.
Muchas rutas de acceso de suministros están cerradas y la guerra ha destruido los sistemas de salud y saneamiento, dejando a más de 15 millones de personas sin acceso a agua apta para el consumo y una higiene adecuada, de acuerdo con la ONG, que ha urgido a las autoridades a reabrir los puertos y aeropuertos de Saná para permitir la entrada de ayuda.
"Es impactante que en tan solo tres meses hayan contraído el cólera en Yemen más personas que en ningún otro país en todo un año desde que se comenzaron a llevar registros", ha denunciado la responsable de Incidencia Política en Acción Humanitaria de Oxfam Intermón, Lara Contreras. La cifra más alta de contagios se ha alcanzó en 2011 en Haití, con 340.311 casos.
"El cólera se ha propagado de manera descontrolada en un país que ya se encuentra en una situación límite tras dos años de guerra y al borde de la hambruna. Para muchas personas, debilitadas por los efectos del conflicto y el hambre, el cólera supone el golpe de gracia", ha añadido.
Las cifras de los dos años de guerra ascienden a cerca de 500.000 civiles muertos por las bombas, tres millones de desplazados y cerca de siete millones al borde de la hambruna.
El conflicto ha destruido "los hospitales, los puertos, las carreteras y los puentes", "los desechos se acumulan en las calles y los asentamientos para personas desplazadas". Los servicios de saneamiento y las ONG "no dan abasto". "El brote de cólera amenaza con sobrepasar la capacidad de las organizaciones humanitarias", advierte el informe.
MÁS ARMAS QUE AYUDAS
"Se trata de una crisis grave que requiere una respuesta contundente. Es probable que incluso con las cifras con las que contamos estemos subestimando la gravedad de la situación", ha denunciado Contreras.
Oxfam incide en que la financiación es insuficiente --"no alcanza el 50 por ciento de los fondos necesarios"-- y denuncia que los países obtienen más beneficios con la venta de armas que el dinero que invierten en ayudas y colaboración humanitaria en Yemen.
"España podría contribuir a paliar esta situación si destinara más fondos y cesase la venta de armas a países que están implicados en la guerra, como Arabia Saudí. El presupuesto humanitario para 2017 es de 16 millones (...). Pedimos que en los presupuestos de 2018 se incremente a 150 millones", ha reclamado la ONG.