Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero insiste en iniciar un proceso de diálogo nacional en Venezuela desde el respeto a la democracia

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, que ha viajado a Venezuela como mediador invitado por la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), ha insistido en que su objetivo, junto con el de la Asamblea Nacional y la Mesa de Unidad Democrática (MUD), es iniciar un proceso de diálogo nacional "desde la perspectiva del respeto a las reglas democráticas al estado de derecho y a la democracia".
En una rueda de prensa celebrada junto a sus homólogos dominicano y panameño Leonel Fernández y Martín Torrijos, respectivamente, el expresidente español ha recalcado que, tras mantener una reunión con el presidente de la Asamblea Nacional y con representantes de la MUD, "nuestro objetivo es muy claro".
"Un diálogo nacional que aborde, sin duda, los problemas sociales, económicos, institucionales, de convivencia pacífica y de libertades (...) desde la perspectiva del respeto a las reglas democráticas al estado de derecho y a la democracia", ha explicado, sin dar más detalles.
Si bien ha reiterado que "la tarea es ingente", ha insistido en que "la determinación es firme y decidida". "No vamos a descansar hasta que este proceso arranque y pueda dar resultados", ha añadido.
El exmandatario ha querido poner "encima de la mesa" valores como la "convivencia pacífica, la reconciliación, el diálogo, el respeto y el compromiso social con los sectores que están padeciendo más duramente la crisis económica".
Asimismo, ha agradecido "el tono, el contenido y la seriedad" de sus encuentros con la Asamblea, controlada por la oposición desde las pasadas elecciones de diciembre, y con la MUD.
Por su parte, desde la MUD ha agradecido su "disposición de ayudar al pueblo venezolano a construir una solución pacífica electoral, democrática y constitucional a la profunda crisis que vive Venezuela", y ha ratificado su disposición a participar "en toda iniciativa de diálogo que sea útil al país y que no sea simplemente una 'operación de distracción' del Gobierno dirigida a 'ganar tiempo'".
REFERÉNDUM REVOCATORIO
En un comunicado, la MUD ha aprovechado para repetir que "si lo que se quiere promover es un auténtico diálogo nacional", es necesario activar un mecanismo "que la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela prevé para tal fin", en referencia al referéndum revocatorio.
"En consecuencia, el primer punto de la agenda de todo proceso de diálogo serio en la Venezuela actual debe ser, precisamente, cómo quitar los obstáculos y triquiñuelas que intentan interferir, sabotear o postergar el ejercicio de ese derecho constitucional", han indicado.
En su declaración, desde la oposición han añadido la liberación de los presos políticos, el regreso de los exiliados y el cese de las causas "originadas en la persecución gubernamental contra la disidencia" como requisitos para iniciar este diálogo.
Zapatero, que inicialmente fue invitado en el marco de la Comisión de la Verdad, la Justicia y Reparación de las Víctimas impulsada por Maduro, ha viajado a Venezuela para tratar de mediar entre las partes y favorecer el inicio de un diálogo.
La Presidencia venezolana informó en un comunicado de que Maduro quería denunciar ante Zapatero lo que considera una "campaña mediática a la que se encuentra sometida Venezuela, por parte de medios de derecha de España".