Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zelaya acusa a EEUU de "injerencias" en Honduras y de ejecutar acciones golpistas en su contra

El derrocado presidente de Honduras Manuel Zelaya ha denunciado este martes que el Gobierno estadounidense intentó manejar los asuntos internos del país centroamericano durante su mandato (2006-2009) y ha acusado a Estados Unidos de ejecutar acciones golpistas en su contra tras su negativa a colaborar con estas "políticas injerencistas".
El coordinador del Partido Libertad y Refundación (LIBRE) ha asegurado que quien manda en Honduras "es el embajador de Washington", tras lo que ha asegurado que al no acceder a las peticiones del país norteamericano comenzaron a acusarle de recibir instrucciones del difunto presidente venezolano Hugo Chávez. "Este argumento sirvió de coartada para perpetrar el golpe de Estado en 2009", ha apostillado.
Entre las presiones a las que se vio sometido, Zelaya ha dicho que tras ganar las elecciones a la Presidencia recibió una invitación para almorzar con funcionarios estadounidenses que le entregaron un sobre que contenía la lista de los ministros que debía nombrar, entre los que se encontraban agentes infiltrados de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés).
De igual manera, el coordinador de LIBRE ha indicado que le pidieron que diese asilo político a Luis Posada Carriles, a quien Zelaya ha tachado de "terrorista" por ejercer "múltiples intentos de desestabilización en naciones sudamericanas", tal y como ha informado la cadena de televisión panamericana TeleSur.