Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zuma supera una moción de censura en el Parlamento de Sudáfrica

El presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, ha superado este martes una moción de censura en el Parlamento, en medio de las acusaciones de la oposición contra él por causar daños "irreparables" a la economía del país.
Según las informaciones recogidas por el diario sudafricano 'Sowetan', 225 parlamentarios han votado contra la moción, mientras que 99 han votado a favor y 22 se han abstenido.
La votación ha tenido lugar en un momento en el que un tribunal del país africano está revisando un caso para volver a presentar 738 cargos por corrupción contra el mandatario, que rechaza las acusaciones.
Zuma fue imputado en 2005 en el marco de un caso de corrupción en un acuerdo de compra de armas, lo que provocó que el entonces presidente, Thabo Mbeki, le cesara como vicepresidente. Sin embargo, las autoridades cerraron el caso en abril de 2009, y Zuma accedió a la Presidencia un mes después.
El mandatario se ha visto involucrado en otros escándalos durante su mandato, y en febrero propuso un acuerdo para pagar parcialmente las controvertidas reformas realizadas en las instalaciones de su residencia privada.
La Defensora Pública sudafricana --figura equivalente al Defensor del Pueblo--, Thuli Madonsela, acusó en 2015 a Zuma de tener una conducta "inconsistente con su cargo" al utilizar "indebidamente" 23 millones de dólares (más de 16,4 millones de euros) en dichas mejoras, entre las que se encuentran la instalación de una piscina y un anfiteatro.
En respuesta, el ministro de Policía de Sudáfrica, Nathi Nhleko, anunció posteriormente que el presidente no tendría que devolver los fondos destinados a las reformas, recalcando que las mismas correspondieron a medidas de seguridad.
Sin embargo, el informe también determinó que algunos de los gastos más legítimos para seguridad, como 20 casas para protección policial, una clínica y dos helipuertos, son excesivos y deberían haber sido ubicados en una localidad próxima para beneficiar a una comunidad mayor.