Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los casos de abusos a menores de edad en Japón crecen un 28% en 2015, según la Policía nipona

El número de niños menores de edad que se sospecha que han sido víctima de abusos en 2015 ha alcanzado una cifra récord, 37.020, lo que supone un 28 por ciento más que el año anterior, según las cifras ofrecidas por la Agencia Nacional de Policía (ANP) nipona, que realiza este registro desde 2004.
Entre ellos, 2.624 recibieron protección policial durante la noche o se encontraron en situaciones de emergencia que los agentes consideraron que podrían poner en riesgo sus vidas, según recoge la agencia japonesa de noticias 'Kiodo'.
Un alto cargo de la agencia ha asegurado que este aumento de casos responde a una "cada vez mayor concienciación sobre los abusos a menores" que ha impulsado a más gente a denunciar supuestos casos a la Policía.
La Policía traslada los casos de supuestos abusos a centros de consulta de menores, tal y como prevé la ley de prevención de abusos, y estos centros ofrecen un alojamiento temporal a los niños o envían a personal cualificado a las familias en los que los niños corren el riesgo de ser víctimas de abusos, para evitar que el problema empeore.
Más de la mitad de los niños, en concreto 24.159 (el 60 por ciento) habían sido víctimas de abusos psicológicos, incluyendo violencia verbal. De estos, se cree que cerca de 17.000 podrían haberse visto involucrados en casos de violencia doméstica, siendo testigos de agresiones o abusos al cónyuge.