Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

También hubo abusos de menores en la RDA

Tras hablar de "la punta del iceberg", Beyler explica que los 25 casos conocidos se refieren a personas que, entre los 6 y 17 años de edad, residieron en distintas instituciones de acogida infantil y juvenil en la RDA.telecinco.es
Otros afectados se han dirigido al diputado cristianodemócrata Mandred Kolbe, de la circunscripción electoral de Torgau, y al asesor gubernamental del Estado federado de Turingia para las víctimas del extinto régimen comunista, Manfred May.
Todos ellos hablan en el periódico de la existencia "de una elevada cifra oculta" en la extinta RDA de víctimas de pederastia y violencia física, "asunto encubierto por una gran verg³enza", según Kolbe, que, junto Beyler, ha hecho un llamamiento a los afectados para que denuncien esas injusticias.
Tras hablar de "la punta del iceberg", Beyler explica que los 25 casos conocidos se refieren a personas que, entre los 6 y 17 años de edad , residieron en distintas instituciones de acogida infantil y juvenil en la RDA y fueron víctimas de abusos tanto sexuales como físicos.
En la extinta RDA llegaron a funcionar 474 residencias infantiles y juveniles estatales, de las que unas 70 trabajaban como reformatorios y centros cerrados para niños y adolescentes difíciles.
Los abusos sexuales en esos centros "parece que fueron muy extendidos ", señala Gabriele Beyler, quien ha solicitado al Gobierno alemán que su institución participe también en la anunciada mesa redonda para tratar sobre los abusos sexuales a menores que comenzará su trabajo el 23 de abril.
Creada por iniciativa de las ministras alemanas de Justicia, Educación y Familia, la citada mesa redonda, en la que participarán también representantes de la Iglesia Católica, buscará la manera de ayuda a las víctimas de abusos sexuales protagonizados por religiosos.
"No hay víctimas de primera o segunda clase", señala Bayler para demandar la presencia de su institución en la mesa redonda, de la que exige que trate también de los casos que se produjeron en la extinta RDA hasta la caída del Muro de Berlín y la desaparición del régimen comunista. CGS