Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una decena de activistas japoneses arriban a las islas Senkaku en una nueva escalada de las tensiones

Una decena de activistas nipones han arribado este domingo en las islas Senkaku, en una sucesiva escalada de las tensiones por dicho archipiélago japonés cuya soberanía reclama China, pocos días después de la llegada de activistas chinos a estas islas.
Los activistas han ondeado banderas japonesas después de que lograran alcanzar la costa de Senkaku, llamadas islas Diaoyu por China. Estos diez individuos formaban parte de una flotilla compuesta por alrededor de 150 activistas.
La guardia costera está interrogando a los activistas que han pisado tierra a fin de reafirmar la soberanía de Japón sobre este archipiélago, puesto que no contaban con el beneplácito de las autoridades para visitar las islas.
Esta acción responde a la llegada de otra flotilla compuesta por casi una veintena de activistas chinos que arribaron en las islas Senkaku a comienzos de esta semana, exacerbando las tensiones y la ira de los grupos más nacionalistas de Japón.
Los activistas nipones han alegado que esta flotilla pretende conmemorar a un ciudadano nipón que perdió la vida cerca de las islas en combates navales ocurridos durante la Segunda Guerra Mundial, según ha recogido la cadena BBC.
China, previamente, ha advertido de que dicha expedición podría socavar la soberanía territorial de las islas Senkaku, que se hallan en una ruta marítima clave para el comercio y en una zona repleta de yacimientos de gas sin explotar.
El gobernante Partido Democrático de Japón y el Ejecutivo nipón han asegurado que trabajarán para reforzar la seguridad costera de las islas Senkaku después de la llegada de la llegada de los activistas chinos, que fueron deportados hace dos días a Hong Kong, de donde procedían la gran mayoría, según recoge la cadena japonesa NHK.
Este archipiélago bajo disputa está compuesto por cinco islas y tres arrecifes que, a día de hoy, pertenecen a Japón, formando parte de la prefectura de Okinawa. El empresario nipón Kunioki Kurihara es propietario de tres de las cinco islas, aunque son arrendadas por las autoridades de Japón. Además de China, Taiwán también ha llegado a reclamar la soberanía de estas islas.