Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un ex nazi de 90 años, acusado de asesinar a 58 judíos durante la II Guerra Mundial

Duisburg, la localidad donde estaba ubicada la aldea en la que el presunto ex nazi perpetró la matanza masiva. Foto Google maptelecinco.es
Un Tribunal alemán ha acusado a un hombre de 90 años de ser un ex miembro de las SS nazis, responsable de asesinar a 58 judíos obligados a realizar trabajos forzados, según publica la .  El sospechoso, identificado por la prensa, como el jubilado "de Duisburgo", habría matado a los trabajadores húngaros a finales de la II Guerra Mundial. BBC
Los restos de las víctimas fueron encontrados en una fosa común en 1995 por una asociación hebrea austriaca.
El tribunal estatal alemán tiene informes de que el 29 de marzo de 1945, el acusado y sus cómplices llevaron a unos 57 trabajadores judíos hasta un bosque de Deutsch Schuetzen, aldea al este de Austria para asesinarlos.
"Allí fueron obligados a entregar sus objetos de valor y arrodillarse junto a una tumba". Un portavoz de la fiscalía comunicó que "el acusado junto a otros miembros de las SS dispararon a los trabajadores judíos por la espada".
La tumba del masivo asesinato está identificado con una tarja.
El presunto ex nazi también está acusado de asesinar a otra persona que durante una marcha forzada no pudo continuar caminando.
Los fiscales comenzaron a investigar el caso el año pasado, al ser informados por un estudiante universitario austriaco que investigó la matanza de Deutsch Schuetzen.
El fiscal Andreas Brendel informó que tres ex miembros de las Juventudes Hitlerianas ofrecieron testimonio en Austria.
Asimismo, aseguró que un cuarto ex miembro de las Juventudes de Hitler, que ahora vive en Canadá, será entrevistado de esta semana sobre el hecho. Un tribunal de Duisburg tendrá que decidir ahora si el juicio seguirá adelante.
El acusado, por su parte, tiene dos semanas para presentar pruebas o de recurso contra el procedimiento de caso.