Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una adolescente mata a su madre de un disparo por "no ser siempre una buena hija"

Una adolescente mata a su madre de un disparo por "no ser siempre una buena hija"telecinco.es

Anna Schroeder ha sido detenida después de que una amiga, quien ayudó a ocultar las pruebas, confesara ante la policía que la adolescente había asesinado de un tiro a su madre en su domicilio de Morrison (Estados Unidos). La joven está acusada de un delito de homicidio en primer grado, de ocultación y de incendio provocado, ya que Anna prendió fuego a su casa para eliminar cualquier rastro que le relacionara con el crimen.

Anna Schroeder, de 15 años, asesinó a su madre Peggy de 53 años, de un tiro en la cabeza y posteriormente incendió la vivienda familiar situada en Morrison, en el estadounidense estado de Illinois.
Los hechos ocurrieron el pasado jueves 6 de julio. La adolescente esperó que su madre llegara a casa, después del trabajo, para dispararle en la cabeza con un revolver. Tras el suceso, Anna Schroeder escribió a su madre en Facebook: "Ni siquiera sé si puedas verme ahora, pero si puedes, solo quiero que sepas que eras mi mejor amiga", escribió.
"Había tantas cosas que quería decir y hacer contigo. No siempre fui la mejor hija y lo siento mucho. Te amo tanto mamá, que solo quiero que sepas que nunca te olvidaré", sentenciaba la joven.
Según los investigadores y como informa The Sun, la joven recibió la ayuda de un amigo de la misma edad para limpiar la casa y eliminar así cualquier rastro que le implicara en el crimen. Las adolescentes llevaron el cadáver hasta la habitación de la madre y prendieron fuego a la vivienda, que fue sofocado rápidamente por un bombero fuera de servicio.
La amiga le contó lo sucedido a su madre tras sentirse culpable y confesaron ante la policía. Anna Schroeder está acusada de un delito de homicidio en primer grado, ocultación de muerte homicida y de incendio provocado.