Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un adolescente se suicida tras ser sometido a un acoso por Facebook

Portada de The Sun en la que figura Tom Mullaneytelecinco.es
Tom Mullaney, 15 años. Un chico agradable, "travieso pero incapaz de hacer daño a nadie", según sus amigos. Este jueves puso fin a su vida ahorcándose tras sufrir un supuesto acoso o 'bullying' a través de Internet. Pocos datos de quién o cómo tuvo lugar esta persecución mortal, aunque algunos aseguran que fue por Facebook: querrían pegarle en clase. No pudo más. La Policía está investigando. La misma red social, gracias a su hermano, le ha reservado una 'capilla ardiente digital'.
Ha sido su hermano Ashley quien ha abierto una página tributo en Facebook: "Tom murió a causa del acoso al que fue sometido. Gracias por el apoyo mostrado; solo quiero decir que fue el mejor hermano del mundo y que quiero que lo recordéis por cómo era".
Otros mensajes le desean descanso y reflejan que sus amigos más cercanos algo deberían de conocer sobre las circunstancias que llevaron a este chico a tomar tan fatídica decisión: en este sentido, su amigo Ben Smith aseguraba: "Ya no tienes que sufrir por los que te odian. Ahora puedes relajarte".
En su colegio, en Birmingham, los alumnos han visto sacudida su cotidianeidad por la noticia del suicidio: "Nunca se metió con nadie. Era inofensivo. No puede ser que esto le suceda a un compañero de clase".
Aunque algunos apenas le conocían, las impresiones destacan entre el desaliento y la desagradable sorpresa. La Policía ha iniciado una investigación aunque no ha llegado por ahora a ninguna conclusión sobre las causas.