Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El agua bendita intoxica a 360 personas en Rusia

Un total de 360 personas fueron hospitalizadas después de beber agua bendita durante la celebración de la Epifanía en Irkutsk. Los feligreses de la iglesia ortodoxa, entre los que habían 48 niños, bebieron de un pozo aledaño a la iglesia, donde se oficiaba la ceremonia religiosa.
La agencia rusa para los derechos sanitarios publicó que 204 personas necesitaron atención médica, aunque ya 142 de los hospitalizados han sido dados de alta.
De acuerdo con esta misma fuente, las pruebas realizadas indican que el agua de la Iglesia del Arcángel Miguel cumplía las normas sanitarias, pero la de dos pozos cercanos y la de un lago cenagoso contenían una cantidad de cloruro y de nitrato dos veces superior a los niveles permitidos.
"El agua de un estanque y de dos pozos no se ajusta a las normas de higiene", explicaron. Rospotrebnadzor señaló que 18 personas que habían bebido agua de pozos próximos a la iglesia, que se encuentra en una zona industrial ubicada entre dos grandes carreteras, han sido diagnosticadas con una gastroenteritis y dolores abdominales causados por un virus.
Muchos creyentes en Rusia consumieron agua en las iglesias el 19 de enero, fecha en la que la Iglesia Ortodoxa celebra el bautismo de Jesucristo y se cree que el agua tiene propiedades curativas.
Los fieles piensan que toda el agua, incluso la del grifo, se convierte en agua bendita al ser vertida o embotellada por cristianos el día de la Epifanía.
La responsable de las clases de catéquesis de la iglesia donde sucedió el incidente, criticó las noticias sobre el envenenamiento masivo. "Creo que el agua bendita no puede haber causado eso", declaró al portal 'Newsland'. "Son mentiras contra nuestra iglesia, que es muy popular".