Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El alcalde de Río de Janeiro admite que la seguridad es uno de los "retos" para los Juegos

El alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, ha admitido este martes que la seguridad es uno de los "retos" a los que deberá hacer frente la ciudad de cara a los Juegos Olímpicos y ha lamentado el ataque sufrido por una deportista paralímpica australiana.
Liesl Tesch, miembro del equipo australiano de vela, fue asaltada junto a otro representante de la delegación a punta de pistola. El caso ha vuelto a poner en duda la capacidad de las autoridades para hacer frente a la masiva llegada de participantes y turistas de cara a los Juegos, que comienzan el 5 de agosto.
"Lo lamento. Es inaceptable que esto pase y no sólo a ella, sino a cualquier ciudadano", ha afirmado Paes en una comparecencia ante los medios. "La gente sabe los retos a los que se enfrenta Río por la seguridad", ha admitido el alcalde, que se ha disculpado con los afectados en nombre de toda la ciudad.
No obstante, Paes ha recalcado que Río de Janeiro reforzará las medidas de vigilancia durante la histórica cita, con un amplio despliegue que movilizará a 85.000 policías y militares, según informan los medios brasileños.