Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El alcalde promete ganar "la batalla" por Acapulco tras la ola de violencia

El alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez, ha prometido ganar "la batalla" por la seguridad en el contexto de la ola de violencia que se ha desatado en la ciudad mexicana, una de las más turísticas del país norteamericano.
"No nos van a ganar la batalla aquellos que quieren hacerle mal a Acapulco", ha dicho en una entrevista concedida a Noticias MVS. "En un año vamos a ver un Acapulco diferente, con nuevas condiciones", ha prometido.
Velázquez ha aprovechado la ocasión para aclarar que, si bien no minimiza el repunte de la violencia en Acapulco y otros puntos del estado de Guerrero, la cobertura mediática que se da cuando se trata de lugares turísticos aumenta artificialmente la gravedad de la situación.
Por su parte, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, ha revelado que en la reunión que mantuvo el fin de semana con las autoridades locales y estatales se acordó reforzar la vigilancia en el Puerto de Acapulco.
Así, más de 400 militares se encargarán de gestionar la red de cámaras de seguridad instaladas en la zona conocida como C4, "un lugar estratégico para poder hacer frente a cualquier amenaza", ha explicado Osorio Chong.
Además, ha anunciado la creación de un nuevo centro de control, el C5, operativos de seguridad reforzados en once colonias consideradas "conflictivas" y la depuración de las policías locales, según ha informado la prensa mexicana.
"Se enfrenta con firmeza la desarticulación del crimen y el restablecimiento de la legalidad en todos los ámbitos, así como el fortalecimiento de las instituciones", ha destacado el ministro de Interior.