Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La amante del banquero asesinado en Ginebra confiesa que lo mató por amor

La ex esposa de Stern y una de sus hijas a la entrada del tribunal donde se sigue el proceso contra Cecile Brossard, asesina confesa del banquero Edouard Stern.telecinco.es
Cecile Brossard, la amante y asesina confesa del banquero Edouard Stern ha afirmado que lo mató por pasión y no por dinero. La mujer que mató de cuatro balazos al millonario en 2005, lo aseguró en la primera comparecencia del juicio que se le sigue en Ginebra. El caso, en el que confluyen altas dosis de sexo, poder y morbo sadomaso ha despertado grandes expectativas en los medios.
Stern, uno de los banqueros más poderosos de Francia, pertenecía a la "crema" de las finanzas, era la fortuna 38 de ese país y gozaba de conexiones en las más altas esferas, donde contaba entre sus amistades con el actual presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, y el ex primer ministro Laurent Fabius.
El millonario fue encontrado muerto atado y vestido con un traje de látex y con cuatro balas en el cuerpo. Dos semanas después la Policía detenía a su amante, Cecile Brossard, de 40 años que reconoció haber cometido el crimen.
La acusación trata de demostrar que la mujer asesinó a Stearn por dinero la acusada y la tesis de su defensa alegan que se trata de un crimen pasional. Para ello esgrime el argumento de que el banquero le había prometido a Brossard casarse con ella y la había humillado con sus mentiras.
Si el jurado admite esta hipótesis la pena para la mujer sería más ligera y no los 20 años de cárcel que le esperan por homicidio premeditado.
La clave del asesinato se centra en un millón de dólares que Stearn había transferido a la cuenta de su amante y que poco después bloqueó. Cecile B asegura que Stern cambió después de opinión y pronunció la frase de "un millón de dólares es demasiado caro para una puta", que la llevó a perder los nervios.
El banquero fue alcanzado por una primera bala en la cabeza, y después dos en el tórax, antes de que un cuarto tiro en la sien lo rematara.
"Edouard era un hombre extremadamente refinado, jamás conocí a un hombre tan extraordinario", declaró Cecile, quien intervino después de que lo hiciera la ex esposa del banquero.
Está previsto que el proceso dure hasta el próximo día 19 de junio.