Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una ameba que destruye el cerebro mata a tres personas en EEUU

La joven de 16 años fallecida en Florida el pasado sábado  y la ameba 'come cerebros'  vista a través de un microscopio.telecinco.es
Tres personas han muerto en los últimos meses en EEUU a causa de una ameba que habita en lagos, pantanos y embalses. La Naegleria fowleri, organismo miscroscópico, entra al cuerpo humano por la nariz y se come el cerebro provocando daños irreversibles y finalmente la muerte. Los síntomas de la infección son parecidos a los de la meningitis y muchas veces  los médicos diagnostican mal la enfermedad.
La rara infección mató a una adolescente de 16 años de Florida, el pasado sábado. La joven se enfermó después de nadar en un río del caluroso estado, según publicó la . CNN
 La otra víctima, un niño de Virginia de 9 años, falleció desués de pasar una semana en un campamento juvenil de pesca. El niño había entrado en contacto con el agua el primer día del campamento, contó su madre.
En junio de este año falleció otro hombre, de Luisiana, infectado por la ameba 'comecerebros', como se le conoce. El fallecido usó un dispositivo para limpiarse la nariz, relleno con agua del grifo.
Después de su muerte la inspección sanitaria reveló que la 'Naegleria fowleri' estaba en el sistema de conductos de agua de la casa. La enfermedad es extremadamente rara, pero el 95% de las personas infectadas muere.
Unos 120 casos -casi todos mortales- se han reportado en Estados Unidos desde que la ameba fue identifcada en los años 60, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.
Los síntomas de la infección son fiebre alta, dolor de cabeza, naúseas, vómitos, problemas que se van agudizando hasta el estado de confusión, alucionaciones y problemas de equilibrio.
El cerebro deja de funcionar por partes y después de tres días, sobreviene la muerte del enfermo.
Estos por lo general, muy similares a los síntomas de la meningitis y muchas veces confunden a los médicos.