Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La gran amenaza de la misión en Afganistán son los talibán que actúan desde Pakistán

La gran amenaza al éxito de la misión en Afganistán son los grupos talibán que actúan desde Pakistán, ya que el movimiento insurgente en el país está muy debilitado, según un informe del Gobierno de Estados Unidos, divulgado por el Pentágono "La insurgencia a salvo en Pakistán continúa siendo la principal amenaza al proceso para garantizar que los progresos en seguridad se traducen en un Afganistán estable y duradero", indica el informe, recogido por la cadena estadounidense CNN.
La gran amenaza al éxito de la misión en Afganistán son los grupos talibán que actúan desde Pakistán, ya que el movimiento insurgente en el país está muy debilitado, según un informe del Gobierno de Estados Unidos, divulgado por el Pentágono
"La insurgencia a salvo en Pakistán continúa siendo la principal amenaza al proceso para garantizar que los progresos en seguridad se traducen en un Afganistán estable y duradero", indica el informe, recogido por la cadena estadounidense CNN.
En concreto, apunta a la Red Haqqani, uno de los principales grupos talibán asentados en Pakistán, al que altos cargos estadounidenses han atribuido los ataques del pasado 13 de septiembre contra la Embajada de Washington y las instalaciones de la OTAN en Kabul.
"Abordar los ataques insurgentes desde Pakistán es vital para el éxito de la campaña en Afganistán. Por ello, la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF) continuará ayudando a Pakistán a eliminar los refugios seguros de los 'haqqani'", afirma.
A este respecto, culpa a las autoridades paquistaníes de permitir el fortalecimiento de los grupos talibán asentados en su territorio. En concreto, critica la ineficacia de sus operaciones antiterroristas, con las que "aceptan pasivamente -- y en algunos casos facilitan-- la existencia de refugios para los insurgentes".
A ello suma la inoperancia del Gobierno de Hamid Karzai, al que insta a "fortalecer la gobernanza" y "desarrollar iniciativas para consolidar los avances en seguridad", de modo que pueda continuar la tendencia.
El informe recoge los éxitos conseguidos en materia de seguridad, destacando los progresos en la formación de las fuerzas afganas en siete puntos del país, incluida la capital, donde vive el 25 por ciento de la población. Si bien, también reconoce fallos en la permanente violencia y en la falta de confianza de los afganos en sus autoridades.
"Desde abril de 2011, la percepción general de seguridad ha empeorado debido, en gran parte, al aumento de los combates por la temporada de verano y la reducción de la libertad de movimiento por la resistencia de algunos grupos insurgentes", señala.
En esta percepción tiene mucho que ver el fracaso de la lucha contra la corrupción, ya que, "a pesar del apoyo de Estados Unidos y de la coalición, el Gobierno afgano ha dejado de resolver muchas cuestiones relacionadas con la corrupción".
El 'Informe de Progresos en Seguridad y Estabilidad en Afganistán', es uno de los dos anuales que debe presentar el Pentágono ante el Congreso. Éste recoge los últimos seis meses hasta el 30 de septiembre.