Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Francia se blinda ante la amenaza terrorista en el arranque de la Eurocopa

El ciudadano francés detenido había hecho acopio de todo un arsenal de armas. Las colocó en su furgoneta y antes de que lograse pasar la frontera con Polonia, la policía ucraniana, que llevaba meses siguiéndole la pista, le detuvo. En el interior del vehículo encontraron fusiles de asalto, lanzagranadas, cinco mil balas y 125 kilos de explosivos. Según los servicios secretos ucranianos, el hombre pretendía atentar antes y durante la Eurocopa contra mezquitas y sinagogas en respuesta a los ataques yihadistas de noviembre en París. Tenía hasta quince objetivos. Sin embargo la policía francesa no tiene tan clara esa hipótesis. Ha encontrado una camiseta de un grupo de extrema derecha y explosivos en su domicilio, pero sospecha que podría ser un traficante de armas. En cualquier caso, Francia trata de blindarse. "La amenaza existe pero pondremos todos los medios para que la Eurocopa sea un éxito", decía Hollande. 90.000 gendarmes y cámaras de vigilancia no sólo en estadios, también en las zonas donde se congregarán los aficionados. En los accesos, la policía hará controles similares a los de los aeropuertos. Francia continuará en estado de excepción hasta el fin de la Eurocopa.