Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres años sin Madeleine McCann

La pequeña Medeleine McCann desapareció hace 3 años en unos apartamentos de la costa portuguesa. Pasado todo este tiempo, sus padres no quieren que el caso caiga en el olvido. Kate y Gerry lamentan que las autoridades de Portugal y del Reino Unido hayan dejado de buscar a su hija y aseguran que, pese a todo, no cesarán en sus esfuerzos por encontrar a la pequeña, que creen todavía viva.
Aunque los McCann no tienen intención de abandonar la investigación privada, iniciada en septiembre de 2007, actualmente se encuentran en Portugal para reclamar la reapertura oficial del caso y una revisión exhaustiva del mismo, después de que en julio de 2008 la Justicia lusa lo archivara.
"Nuestros esfuerzos están centrados ahora en trabajar con las autoridades británicas y portuguesas y decirles que no deberían abandonar ni rendirse", ha afirmado el padre de la pequeña desaparecida, Gerry McCann.
Un nuevo vídeo e imágenes construidas del que podría ser el aspecto de su hija, que ahora tendría casi 7 años, se encargan de "recordar a la gente que la pesquisa para encontrar a Madeleine sigue en marcha", dijo recientemente el portavoz de la familia, Clarence Mitchell, a la agencia británica PA.
El 3 de mayo de 2007 fue el último día que se vio a Madeleine, de 3 años entonces, en el apartamento que sus padres, Kate y Gerry McCann, habían alquilado durante sus vacaciones en el complejo Praia da Luz, en el Algarve portugués.
Desde aquel día, Madeleine se convirtió en la niña más buscada del mundo. Y todo restransmitido por las cámaras de televisión, haciendo del caso en espectáculo mediático del que formaron parte estrellas de todos los ámbitos pero sobre todo Kate y Gerry, que pasaron de ser los "pobres padres" a ser censurados por estar cenando y no con sus hijos para finalmente incluso ser señalados como sospechosos por la policía portuguesa. En julio de 2008 la policía lusa archivó el caso.
Pero los McCann no quieren que el caso de su hija caiga en el olvido y siguen con su campaña para encontrarla. Por este motivo han difundido un vídeo en el que aparecen imágenes inéditas de la pequeña, que dentro de unos días cumpliría 7 años.