Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cinco años del anuncio del fin de la guerra de Irak

El 1 de Mayo de 2003, el presidente George W. Bush proclamó el fin de las principales operaciones militares de la invasión desde la cubierta del portaaviones USS Lincoln en un acto que sería recordado por la frase Mission acomplished! (Misión cumplida), la cual fue pronunciada por el mismo mandatario estadounidense y escrita en una enorme manta que ondeaba sobre el barco.
La coalición angloamericana perdió 173 soldados y aproximadamente 542 resultaron heridos durante las primeras batallas de la invasión. No se conoce el número exacto de bajas entre las fuerzas armadas iraquíes, pero diferentes fuentes estiman que sufrieron entre 4.000 y 6.000 muertos.
La guerra no ha terminado
La prueba de que esa guerra no terminó ahí es la cifra de bajas de EEUU en el mes de abril, la mayor desde septiembre de 2007. En ese mes han muerto 47 militares estadounidenses en Irak, según los datos oficiales.
Mayo no comienza mejor.  Un marine ha muerto por la explosión de un coche-bomba en el centro de Bagdad.  Ha estallado al paso de una patrulla militar estadounidense en el distrito de mayoría chií de Karrada, el centro de la capital. Horas antes dos soldados han perdido la vida al explotar el artefacto colocado junto a la carretera por la que los militares transitaban con su patrulla, en el sur de la capital.
Un total de 4.061 uniformados estadounidenses han muerto en Irak desde la invasión del país en marzo de 2003.
La mayor parte de ellos fallecieron por la explosión de bombas "caseras" colocadas en las carreteras que suelen recorrer los blindados militares.  LA