Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Con seis años, se suicida por un castigo

La pequeña Samantha, de seis años. Foto: Daily Mailtelecinco.es
Su madre la envió a su cuarto tras una discusión, y ella se suicidó. Samantha Kuberskki, de sólo seis años, se ahorcó en su casa de Oregón el pasado mes de diciembre. Al principio, los investigadores consideraron que la muerte de la pequeña había sido accidental, pero ahora se ha hecho público que, en realidad, fue un suicidio. Samantha se ha convertido en una de las niñas más pequeñas en quitarse la vida en EEUU pero, incomprensiblemente, no es la más jóven.
Era un simple castigo. Tras haber llegado del colegio con sus tres hermanas y haber discutido con su madre, la pequeña Samantha, del estado norteamericano de Oregon, se fue a su habitación sin saber cuál sería su trágico final.
Con frialdad, la pequeña se ató un cinturón al cuello y se suicidó desde su cuna. Tras percatarse de lo ocurrido, los padres intentaron reanimarla en su propio cuarto, pero al no conseguirlo la trasladaron a un hospital cercano donde se certificó su muerte.
Según los informes de los médicos forenses, la menor ser quitó la vida ahorcándose enlos barrotes de su cuna.
La autopsia desmiente así las conclusiones de los investigadores que siguen manteniendo que el suceso fue provocado por un trágico accidente y no por un suicidio.
"No es que estamos en desacuerdo sobre la dinámica del hecho: lo que no creemos es que un niño de esa edad pueda tener intención de matarse", ha explicado el capitán de la policía de McMinnville, Dennis Mark.
En ese mismo sentido se ha manifestado el psiquiatra Kirk Wolfe. En su opinión, "la mayoría de los niños de esas edades no son conscientes de lo que supone la muerte. Hasta los 8,9 ó 10 años no entienden que la muerte es el final".
Así, el caso ha abierto un nuevo debate sobre si es posible que un niño tan pequeño pueda tener la determinación de quitarse la vida.