Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Con 12 años vive encerrada en el cuerpo de una anciana de 96

Cuando Hayley llega a su casa en Okines del colegio tiene más razones que cualquier otro niño de su edad para sentirse cansada. Hayley padece una enfermedad rara, La progeria, que la hace envejecer rápidamente. A sus 12 años tiene el aspecto de una anciana de 96. Solo una de cada ocho millones de personas padece esta enfermedad en el mundo. 
Hayley sufre artritis, no tiene hambre y toma un coctel de pastillas por la mañana y otro por la noche, según publica Channel 5. Su madre. Kerry, se muestra muy orgullosa. "A pesar de las dificultades, ella intenta disfrutar al máximo y no deja que la artritis la retenga en casa".
La esperanza de vida de un niño con progeria es de 13 años. Hayley se ha sometido a un tratamiento nuevo, que en laboratorio consiguió revertir el problema e impidió el desarrollo de los síntomas. Aunque no hay resultados oficiales, su madre asegura que su piel es más gorda, le han crecido un poco las pestañas y las cejas. Ahora ella le ha prometido a su familia que luchará por permanecer en la escuela secundaria, donde ha hecho nuevas y buenas amigas. (fotos: Channel 5