Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los países árabes aportarán millones de dólares para financiar la insurgencia

Los países árabes del golfo Pérsico han manifestado su disposición a aportar millones de dólares para financiar el reclutamiento de desertores que abandonen el Ejército sirio para sumarse a la sublevación. El dinero será canalizado a través del Consejo Nacional Sirio (CNS), según han informado fuentes diplomáticas durante la reunión del 'Grupo de Amigos de Siria' celebrada este domingo en Estambul.
Con esta medida se refuerza la posición del CNS, principal grupo de la oposición al régimen del presidente Sirio, Bashar al Assad, fuera del país, pero cuya legitimidad había sido cuestionada con el surgimiento de otras organizaciones en los últimos meses.
Las fuentes han revelado que la declaración final del 'Grupo de Amigos de Siria' reconocerá la legitimidad de las medidas adoptadas por el pueblo sirio para defenderse de la represión oficial, en lo que supondría un espaldarazo a la insurgencia.
Sin embargo, deja la puerta abierta a una solución negociada con su apoyo a la misión del enviado especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan, aunque advierte de que esta iniciativa de mediación no puede tener un carácter indefinido. "El lenguaje es constructivamente ambiguo", ha señalado la fuente, un diplomático occidental, en declaraciones a Reuters.
La fuente, implicada en la redacción del texto, ha explicado que los 'Amigos de Siria' se han propuesto trabajar para poner en marcha nuevas medidas para proteger a la población siria y pedirán al Consejo de Seguridad de la ONU que se implique más decididamente para poner fin al conflicto.