Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Porqué asesinan a los niños en China

El ataque se produjo a primera hora de la mañana en una guardería privada de la localidad de Nanzheng, en el municipio de Hanzhong de la provincia de Shaanxi (centro norte de China), según han informado las autoridades locales.
El infanticida, Wu Huanmin, ha atacado a niños y profesores con un cuchillo de carnicero, según el gobierno local. Ha matado a cinco niños, dos niñas y una profesora llamada Wu Hongying. Además, otros doce niños y un adulto están heridos. Dos de los menores hospitalizados se encuentran en situación grave.
El homicida ha regresado a su casa después de los asesinatos y se ha suicidado, señala el comunicado oficial, que añade que se desconocen los motivos del ataque.
Las autoridades locales han ordenado reforzar la seguridad en las escuelas de la provincia después del ataque a esta guardería a la que estaban suscritos veinte niños. El suceso se produce pese a que, a raíz de la preocupante ola de ataques a escuelas chinas, se había incrementado la seguridad en los centros educativos de todo el país.
Esta cadena de agresiones se inició el 23 de marzo, cuando un cirujano que había perdido su trabajo y a su novia, Zheng Minsheng, mató a puñaladas a ocho niños e hirió a otros cinco en la puerta de un colegio en la provincia suroriental china de Fujian. Zheng fue condenado a muerte y el mismo día de su ejecución, el 28 de abril, otro hombre armado con un cuchillo hirió a 16 niños y un maestro en la provincia sureña de Cantón.
Un día después, otro hombre hirió con arma blanca a 29 niños y tres adultos en un parvulario de la ciudad de Taixing, en la provincia oriental china de Jiangsu.
Y dos días después, el 30 de abril, cinco niños y un profesor resultaron heridos cuando un hombre les atacó con un martillo de hierro, para después suicidarse, en un jardín de infancia situado en la provincia de Shandong (este de China).
Antes, el 13 de abril, otro asaltante, armado con un cuchillo de cocina, atacó a niños y adultos en una escuela de Sichuan (suroeste), causando la muerte de un menor de edad y una mujer e hiriendo a otros tres estudiantes.
Los incidentes, causados todos por hombres de treinta o cuarenta años, dispararon la alarma entre los padres de toda China, por lo que a partir del 4 de mayo se aumentaron los guardias de seguridad en las puertas de los colegios. EBP