Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un asesinato de película

Fotografías facilitado por la policía de Dubai que muestran a los 11 sospechosos del asesinato del líder de la organización islamista palestina Hamas Mahmud Al Mabhuh. Foto: EFEtelecinco.es
Hasta 11 pasasaportes falsos han utilizado los agentes del servicio secreto israelí –el Mosad- para supuestamente asesinar a un importante dirigente de Hamás, Mahmud al Mabhuh, según el responsable de la investigación en Dubai, Dahi Jalfan Tamin. Tan segura está de todo esto la policía del Emirato que ha instado a Interpol a que emita una orden de arresto contra el jefe del Mosad israelí.
En Europa el enfado es mayúsculo. Los agentes utilizaron pasaportes británicos, alemanes, franceses e irlandeses con identidades falsas de siete ciudadanos israelíes. La UE y especialmente estos cuatro estados miembros han pedido al Gobierno de Benjamín Netanyahu que aclare lo sucedido.
"Esperamos que Israel coopere totalmente en la investigación que ha lanzado el primer ministro Gordon Brown", ha declarado el jefe del Foreing Office, David Miliband. Igualmente, Irlanda y Alemania esperan que se esclarezcan las circunstancias de la muerte de Mabhuh.
El jefe de la policía de Dubái lo tiene claro. "Nuestras investigaciones revelan que el Mosad está implicado, al 99% si no al 100%", ha asegurado Dahi Jalfan Tamin. Los Emiratos apuestan por "formar un equipo internacional de la policía de Emiratos Arabes Unidos, Francia, el Reino Unido e Irlanda".
"Al Mabhuh carecía de las mínimas medidas de seguridad...no tenía a ningún acompañante en su habitación, lo que es inaceptable... Los asesinos subieron con él en el ascensor y lo siguieron", ha explicado Jalfan Tamin, quien ha reiterado que la policía de Dubái dispone de imágenes claras de los supuestos asesinos, grabadas por cámaras.
 
 
EBP