Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las asesinas del hermanastro de Kim creían participar en un programa de televisión

asesinato hermanastro del líder norcoreano, Kim Jong Un,  muerte Kim Jong Nam, Kim Jong Namtelecinco.es

La mujer indonesia detenida en Malasia por su presunta implicación en el asesinato de Kim Jong Nam, hermanastro del presidente norcoreano, ha declarado ante la Policía malasia que fue engañada y que pensaba que estaba participando en un programa de televisión de inocentadas, según ha informado este viernes el diario británico 'The Guardian'.

Kim Jong Nam, hermanastro del dirigente norcoreano e hijo mayor del fallecido Kim Jong Il, de 46 años, fue asesinado este lunes en Malasia. Según las autoridades, fue atacado con un spray químico en el aeropuerto de Kuala Lumpur, la capital malasia, y murió posteriormente cuando estaba siendo trasladado al hospital.
El jefe de la Policía malasia, Tito Karnavian, ha explicado este viernes que Siti Aisiah, la segunda joven arrestada por su participación en el asesinato de Kim Jong Nam, ha contado que recibió dinero para participar en lo que ella pensaba que se trataba de un programa de bromas callejeras.
La joven, de 25 años, ha explicado a las autoridades que ella y otra mujer fueron pagadas para tomar parte en una serie de bromas en las que tenían que convencer a varios hombres que cerraran los ojos. Luego les echaban agua en la cara con un spray.
"Llevaron a cabo la supuesta broma entre tres y cuatro veces y recibieron unos cuantos dólares por ello. El último individuo al que se lo hicieron fue Kim Jong Nam y supuestamente en el espray había químicos que causaron su muerte", ha añadido Karnavian. "Ella no era consciente de que estaba participando en un intento de asesinato por parte de agentes extranjeros", ha concluido.
La familia de Siti ha contado que les sorprendió muchísimo su supuesta implicación en el caso, ya que aseguran que la joven era una madre muy trabajadora que se había mudado a Malasia por cuestiones de trabajo. Su novio, de 26 años y nacionalidad malasia, también ha sido arrestado por la Policía.