Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El asesino en serie de Bélgica, también se confiesa violador

Según los medios, la policía está logrando que Janssen confiese con un método de interrogatorio que consiste en halagar sus capacidades para que se sienta orgulloso de todos sus actos y quiera que se conozcan para que sean valorados.
En los últimos días, Janssen ha reconocido su responsabilidad en tres muertes: las dos últimas en Halen (norte del país) el 1 de enero, cuando mató a tiros a su vecina, Shana Appeltans, de 18 años, y a su novio, Kevin Paulus, de 20, de quien dijo en una declaración policial que "le molestaba".
También ha admitido haber matado, tras elegirla "al azar", a Annick Van Uytsel, una joven de 18 años cuyo cuerpo fue hallado en 2007 en un canal dentro de una bolsa de plástico.
Tras su confesión en la que dejó entrever su participación en entre 10 y 15 asesinatos, las autoridades belgas tienen previsto analizar su posible implicación en los crímenes sin resolver del país.
La detención de Janssen ha tenido también consecuencias en Holanda, cuya policía ha informado a la belga de varios crímenes sin resolver en la región de Maastricht (sur del país), una zona no muy lejana del lugar de nacimiento del confeso asesino en serie.
Janssen es padre de dos niñas de 11 y 8 años y está considerado por sus colegas y alumnos como un buen profesor de diseño industrial, labor que desempeñaba en un centro educativo de Loksbergen (en el noreste de Bélgica). EPF