Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El atacante de Orly había consumido alcohol, cocaína y cannabis antes del ataque

Ziyed Ben Belgacem, el autor del ataque del sábado en el aeropuerto de Orly, había consumido bebidas alcohólicas, cocaína y cannabis antes de intentar arrebatarle el arma a una militar en el aeródromo de las afueras de París, según ha revelado el informe toxicológico.
Los análisis realizados al cadáver del hombre ponen de manifiesto una tasa de 0,93 gramos de alcohol por litro de sangre y la presencia de cannabis y cocaína, una circunstancia que concuerda con el relato de los testigos que han hablado sobre cómo le vieron en sus últimas horas, según informa el diario francés 'Le Parisien'.
Los análisis toxicológicos realizados el domingo revelan, según el rotativo galo, la que sería la principal explicación de la actuación de Belgacem el sábado por la mañana en el aeropuerto de Orly. Antes de morir abatido por disparos de militares en el aeropuerto francés, Belgacem, de 39 años de edad, había disparado contra una patrulla de Policía y luego robó un vehículo para después desplazarse hasta el aeródromo, todo ello tras haber pasado varias horas en un bar.
Además de los resultados del análisis toxicológicos, la Policía encontró en su vivienda varios gramos de cocaína durante un registro. Los investigadores están tratando de averiguar cuál fue el motivo que llevó a actuar a Belgacem como lo hizo para aclarar si se trató o no de un ataque terrorista.
El individuo tenía un pasado marcado por la delincuencia, según su propia familia, que sostiene que no era un terrorista. "Mi hijo nunca ha sido un terrorista", aseguró su padre, en declaraciones a la cadena de radio Europe 1 este domingo, un día después de su muerte. "Nunca hacía el rezo y bebe", añadió.
Una persona próxima a la familia también apunta en la misma dirección. "Está a años luz de la radicalización religiosa", ha asegurado. "Estaba en una espiral personal demasiado negativa y se presentó como un iluminado en los últimos instantes de su vida", ha considerado.
La investigación de los hechos se ha remitido a la sección antiterrorista de la Fiscalía de París, una decisión que el titular de la Fiscalía, François Molins, ha justificado porque la víctima de Belgacem era una militar y porque el hombre había anunciado que iba a morir "por Alá" y que iba a haber "muchos muertos".