Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Uno de los atacantes de un profesor hindú en Bangladesh reconoce pertenecer al grupo Hizb ut-Tahrir

Uno de los tres hombres que agredieron este miércoles a un profesor hindú junto a su vivienda en Madaripur, en el centro Bangladesh, Golam Faizulá Fahim, ha reconocido ser miembro del grupo panislamista Hizb ut-Tahrir, ilegalizado en el país.
El jefe de la Policía de distrito ha explicado que Faizulá ha reconocido que se había unido al grupo recientemente impulsado por varios estudiantes, cuando sufría una especie de "depresión". Bajo su influencia se habría radicalizado totalmente, según ha informado el diario bangladeshí 'Daily Star'.
En medio de la reciente oleada de agresiones contra activistas, maestros y miembros de minorías religiosas que la semana pasada dejó al menos tres muertos, un grupo de tres personas llevó a cabo el ataque, que dejó al profesor herido de gravedad. Sólo uno de los tres, Faizulá, fue detenido por los vecinos cuando huía de la vivienda, quienes lo llevaron a la Policía.
El agredido, un profesor del departamento de Matemáticas de la Universidad de Nazimuddin, en Madaripur, ha tenido que ser operado por las lesiones en la cabeza, aunque ahora se encuentra "fuera de peligro", según sus médicos.
"Hasta donde yo sé, mi marido no tiene ningún enemigo", ha afirmado su esposa, también profesora, pero esta en un instituto. Un alto cargo de la Policía, que ha preferido mantenerse bajo anonimato, asegura que este ataque tiene muchas similitudes con otros perpetrados por milicianos islamistas recientemente.
En Bangladesh, que no ha sufrido la misma oleada de violencia islamista que Pakistán o India, los milicianos han matado a más de 30 personas desde febrero, lo que incluye miembros de minorías religiosas, blogueros liberales y académicos. Muchos de estos ataques han sido reivindicados por Estado Islámico.
La población hinduista constituye un nueve por ciento de los 160 millones de bangladeshíes que viven en este país con mayoría de población musulmana.