Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos dos muertos y 18 heridos en el atentado contra un restaurante frecuentado por autoridades en Kabul

Al menos dos civiles han muerto y otros 18 han resultado heridos por un atentado suicida perpetrado este viernes contra un restaurante de Kabul frecuentado por autoridades afganas y diplomáticos extranjeros y que ha sido reivindicado por los talibán.
El jefe de la Policía de Kabul, el general Abdul Rahman Rahimi, ha indicado que al menos dos civiles, entre ellos un joven de 12 años, han muerto y que otros 17 han resultado heridos. Sin embargo, el ministro del Interior, Sediq Sediqi, ha elevado la cifra de heridos a 18, tal y como ha informado la agencia afgana de noticias Khaama Press. El atentado fue perpetrado por un atacante suicida que utilizó un aparato explosivo improvisado adherido a un vehículo, según Rahimi.
Posteriormente, Sediqi ha anunciado la detención de un sospechoso en relación con el ataque durante las operaciones de búsqueda en las inmediaciones del área de Qala-e-Fatullah.
'Le Jardin' es uno de los pocos restaurantes de Kabul que sigue contando con clientela extranjera, cada vez más reacia a acudir a establecimientos públicos por motivos de seguridad.
Un portavoz de la Policía cifró inicialmente en cinco heridos el balance de víctimas, si bien los talibán, en su mensaje de reivindicación, aseguraron que numerosos "invasores" habían resultado muertos o heridos como consecuencia del atentado.
Este suceso tiene lugar unos días después de que los talibán perpetraran un ataque suicida cerca del aeropuerto de la capital. Una persona perdió la vida y otras 33 resultaron heridas en este incidente, el último de una serie de atentados registrados en Kabul.
Esta ola de violencia coincide con los esfuerzos de las autoridades para reavivar el proceso de paz con los talibán, roto desde julio. Representantes de Afganistán, Pakistán, Estados Unidos y China tienen previsto verse el 11 de enero para sentar las bases de estas conversaciones.