Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los atentados terroristas siembran el caos en Bruselas

Las calles del centro de Bruselas son una mezcla de sonidos de sirenas y de ambulancias. Un caos en el que conviven los heridos por los atentados con miles de personas que iban al trabajo en coche o andando. Los atentados han convertido al centro de la ciudad en una ratonera  por las explosiones del aeropuerto, pero sobre todo por la de la estación de malbeek , que está justo al lado de la comisión y del parlamento europeo, en el corazón de Bruselas. Muy cerca se encuentran el Palacio Real y la estación central. El  primer ministro belga ha pedido que todo los vecinos permanezcan donde estén y las oficinas públicas están cerradas, así como el metro y el servicio de transporte urbano. Los niños no pueden salir de los colegios y el Ejército ha tomado la ciudad.